En Grafopericial entendemos que las expresiones artísticas como los graffitis (o grafiti) forman parte integral de nuestro entorno urbano.

Sin embargo, cuando estos actos se convierten en algo vandálico o dañino para el entorno visual, o bien en un medio para transmitir mensajes amenazantes o políticos, es crucial poder analizar su origen y autoría, pues así estaríamos ayudándole a emprender las acciones judiciales oportunas.

¿Cómo podemos ayudarte?

Es posible que, a nivel individual o como familia hayas sido víctima de pintadas ofensivas (en una nota, en el espejo del ascensor, en la puerta del garaje, en la fachada de tu negocio o en cualquier otro soporte), lo cual, lógicamente, te genera incomodidad y malestar.

O bien eres el Presidente de la Comunidad de vecinos o formas parte de un Ayuntamiento y desear identifica los tags o pintadas vandálicas que han surgido en tu comunidad de vecinos o municipio

En cualquiera de estos casos, estos hechos son denunciables, y Grafopericial estamos aquí aquí para asistirte.

Ofrecemos un servicio completo de análisis y estudio de pintadas y graffitis, utilizando técnicas avanzadas en grafología y peritaje caligráfico.

¿Qué tipos de graffiti analizamos?

Comúnmente realizadas con rotuladores, brochas o sprays, estas pueden contener mensajes directamente dirigidos a individuos o grupos, con frecuencia en contextos de amenaza o política.

Estas pintadas se efectúan en superficies como paredes, puertas o espejos, transformando cualquier soporte en un medio de expresión escritural.

La firma personal del graffitero, el denominado «tag», puede aparecer solo o junto a graffitis de mayor tamaño, o bien aparecer de manera repetida en un espacio reducido de vía pública, siendo una práctica conocida como «bombing».

A través de estos tags, los graffiteros buscan notoriedad, lo que puede resultar en perjuicios para la comunidad. En Grafopericial, somos capaces de estudiar estos tags para identificar a sus autores.

Se refiere a obras de gran tamaño que no poseen un carácter decorativo o artístico, como los graffitis en vagones de tren que generan costes significativos por limpieza y mantenimiento.

Su análisis es complejo pero esencial para identificar a los responsables.

  • A diferencia del vandálico, este tipo de graffiti está permitido legalmente y es considerado una forma de arte.
  • A menudo, no es necesario determinar la autoría, ya que se realiza con permiso.

Para más información o para solicitar nuestro servicio, no dudes en contactarnos. Estamos preparados para ayudarte a entender y resolver tus inquietudes relacionadas con cualquier forma de graffiti.

Contactar con Grafopericial