Por desgracia, tanto bullying como el ciberbullying son un fenómeno con una gran repercusión en la actualidad, especialmente por las consecuencias negativas que se producen en la víctima.

De hecho, solo hace falta echar un vistazo a los medios de comunicación para ver, casi de manera constante, noticias relacionadas con el bullying o el ciberbullying, como pueden ser numerosas noticias de agresiones físicas o insultos en internet, fotomontajes…

No obstante, como otros procesos con consecuencias negativas (como, por ejemplo, una mala praxis médica), puede estudiarse y valorarse, pudiendo reclamarse judicialmente estas consecuencias. Ello se ha de realizar especialmente en la vía civil, actuando contra la institución que no ha intervenido como sí debiera haberlo hecho. Por el contrario, la vía penal es más complicada ya que según la normativa legal aplicable, los agresores menores de 14 años son inimputables (es decir, no se les puede condenar), aunque sus progenitores sí pueden asumir la responsabilidad oportuna, que principalmente será una responsabilidad civil.

Para ello, debemos estudiar cada caso concreto y de manera individualizada, debiendo analizar la posible situación de bullying y/o ciberbullying, si se han seguido los protocolos establecidos (ya sean los de la Comunidad Autónoma correspondiente o los del propio centro) y si se ha intervenido adecuadamente o no.

Además, y entre otras actuaciones, hay que realizar diferentes entrevistas a todas las partes implicadas en la posible situación de acoso escolar o ciberacoso, para poder emitir el correspondiente informe pericial de manera adecuada, el cual puede ser utilizado en un pleito judicial por responsabilidad civil, pues ya existen sentencias judiciales que así lo determinan.

En Grafopericial somos peritos expertos en bullying y ciberbullying, lo que junto con nuestra formación en Criminología así como en grafología (la cual también sirve para identificar que algo está sucediendo en el menor), nos ofrece un amplio conocimiento en estos casos.

Incluso como detectives habilitados, hacen que seamos un despacho de referencia para determinar una situación de bullying o ciberbullying, pudiendo demostrar esta situación y sus consecuencias.

Si tiene cualquier duda, puede contactar con nosotros a través de nuestro formulario, de nuestro teléfono, o correo electrónico.